Alberto Acosta, La Izquierda Unida y El Poder Transformativo del Internet en Ecuador

Los últimos anuncios de La Coordinadora Plurinacional de Izquierdas, liderado por el ex aliado del gobierno Alberto Acosta, denota como se esta evolucionando el país. Primero, la elección de la afro-ecuatoriana María Caicedo como binomio demuestra que los grupos minoritarios están cada vez mas visibles en la política ecuatoriana: tal como mencioné en mi ultimo articulo sobre Auki Tituaña, mientras mas parece el escenario político ecuatoriano a la composición de la población mejor.

Por mas llamativa esa nota, lo que mas me llamó la atención fue la política anunciada de ‘internet para todos.’

Como primera reacción a cualquier política que se expresa como “x para todos,”  como muchos tengo la tendencia de asumir que es el populismo que motiva la política. Además, el populismo es el lenguaje natural de la política ecuatoriana: culpar a un político por ser ‘populista’ es igual a acusarlo de hablar castellano. Lo digo no para promover el cinismo sino reconocer una realidad: la política ecuatoriana se define por el populismo, producto en mi opinión de las grandes desigualadas que sufre el país. El desafío del votante, entonces, es ver mas allá del discurso para ver si hay respaldo de políticas publicas sanas e inteligentes que pueden producir desarrollo y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

En este caso la propuesta es mucho mas que un simple “tal para todos,” porque representa una oportunidad de saltar varios pasos en el camino hacia el desarrollo, factor que podría democratizar profundamente el país tanto gobierno como mercados.

Cuando el mundo es plano, dijo el columnista norteamericano Thomas Friedman, no hay que emigrar: se puede innovar. La ubiquidad del internet en Ecuador nos llevaría a un paso hacia esa realidad. Como es posible?

Primero hay que pensar en la educación. Si te pregunto “como reformamos la educación popular en Ecuador?” estaríamos conversando hasta el infinito. Sin embargo, si ponemos una maquina que cuesta $35 USD y con conexión al internet en las manos de un alumno, ese alumno y no falta de libros de texto ni profesores de primera calidad porque el internet ofrece los dos y son gratis.

Es decir, imaginar un mundo donde el estudiante rural puede recibir una educación parecida a la que reciben los estudiantes de los mejores colegios privados del país es, igual que imaginarnos acercar hacia la igualdad de oportunidad para todos. Los mismos que dicen “hay que enseñar a los pobres como pescar” se olviden de notar que los pobres no tienen ni siquiera caña de pescar. Una computadora con acceso al internet, entonces, podría hacer que el Ecuador tenga condiciones sociales que mas parecen a los países desarrollados que los países llamados sub-desarrollados. El impacto que describo no es un sueño utópico: organizaciones como The Khan Academy y Udacity cuentan con millones de estudiantes recibiendo una educación de primera con nada mas que una conexión al internet. La revolución ya comenzó.  (No quiero ignorar la importancia de los tener profesores capacitados en los colegios, pero con el internet los profes también pueden capacitarse, algo que ya esta pasando en el país).

No es solamente la educación que podría ser revolucionada sino también el capitalismo entero. El capitalismo que reina en Ecuador es muy mal diseñado, la evidencia siendo la poca movilización social que hay en el país comparado con otros.

Los defectos del sistema capitalista ecuatoriano podrían ser tema de un libro tan grande ni siquiera Rodrigo Borja tendría la paciencia de escribir.  Resumo por decir entonces que las condiciones del mercado que hay en Ecuador favorecen los titulares; la burocracia dificulta la legalización y por lo tanto el crecimiento de muchas empresas pequeñas; el acceso a los instrumentos tradicionales como el capital y la capacitación es limitado, tal como el acceso a mercados internacionales.

En los países mas desarrollados y igualitarios el capital es liquido y circula por la sociedad rápidamente tocando todos sus ciudadanos. En países como Ecuador el capital es congelado y guardado en los refgris de los suertudos. Lo que se necesita, entonces es romper y repartir ese capital de tal manera que la prosperidad se contagia.

El internet cuando no padece de regulación demasiada, ofrece acceso a un mercado bien diseñado. Los monopolios y oligopolios que dominan a través de escasez en el mundo desconectado tienen que, en un mundo conectado, competir en un contexto de abundancia donde su marca, ubicación física y el alto costo de entrada ya no aseguran su éxito.

A la vez, las estructuras que muchas veces mantienen la pobreza ya dejen de ejercer tanta influencia: los agricultores, por ejemplo, pueden aprovechar de la facilidad con que se puede conectar para evitar los intermediarios y vender directamente a quien pueda comprar al mejor costo. Si aun no le llego a convencer de las posibilidades que hay aquí, pónganse a pensar en el mundo antes de la invención de la imprenta y después: es esa la escala de cambio que estamos al punto de abordar.

Siendo historiador económico, Alberto Acosta sabe bien que la política mas importante en las historias de los países latinoamericanos desde su independencia ha sido la reforma agraria. Esa reforma ha sido tan importante porque ha permitido corregir las injusticias perpetuadas desde antes de la época colonial en las cuales los medios de producción han sido concentrados en las manos de pocos, limitando las posibilidades de los demás.

El efecto de la democratización al acceso de información es igual si no aun mas poderoso que la reforma agraria porque el medio de hoy en adelante ya no es la tierra sino la información y el mercado al que se puede vender ya no es local sino global.

Implementar una política tan ambiciosa podría ser difícil pero no imposible. La manera mas radical que podría ser favorecida por algunos grupos de la izquierda-nacionalizar las compañías de telecomunicación y empezar a ofrecer su producto gratis-podría funcionar por un tiempo pero la inversión requerida para mantener el paso con la industria global a lo mejor no se llevaría a cabo. Instalar una red fibra óptica es otra opción que sería caroa pero la inversión valdría la pena porque las oportunidades económicas que se crearían tienen una potencia exponencial.

De todas maneras no hay que olvidar que el internet no es una pastilla mágica sino una fuerza catalizadora. No es solamente una industria sino un instrumento para transformar otras industrias, lo cual significa que su éxito también depende de avances en otras áreas. Por ejemplo, si el sistema aduanero y correo nacional impiden la compra de materias extranjeras y la venta de productos el poder transformativo del internet sigue limitado. Para concluir, el internet representa una oportunidad de y acelerar el paso del desarrollo.

Antes de poder implementar la política primero La Alianza Plurinacional tendría que ganar, y lo difícil va a ser mantenerse integra a través de una elección y, si tienen suerte, durante un gobierno. Las alianzas de grupos de la derecha tienden a ser mas estables porque se organizan por principios: gobierno limitado, disminuir la obligación tributaria, etc. La izquierda, en cambio, tiende a organizarse no por principios sino por intereses: una vez en gobierno, esas intereses empiecen a crear competencia entre si, lo cual produce gobiernos mas inestables (alguien se acuerda de un tal Lucio Gutiérrez?).

La fortaleza del gobierno actual ha sido poder capturar la imaginación de una gran parte de la población sin tener que comprometerse con otros grupos, partidos y movimientos de la misma afinidad política. De hecho, en varias ocasiones el mandatario ha provocado grupos tradicionalmente alineados  con la izquierda como ambientalistas y la dirigencia indigenista sin que esas acciones lleguen a afectar su base de apoyo. Replicar ese éxito cuando ya no hay el factor que los une (en este caso, su oposición al gobierno actual) será un desafío que requiere que cada componente de la alianza pone el interés del colectivo antes de su interés personal: problema que bien refleja y define la historia de la política ecuatoriana.

Aunque es muy temprano decir como las urnas van a reaccionar a la presencia de la Coordinadora Plurinacional de Izquierdas, mi esperanza es que el hecho de haber puesto el acceso al internet como centro de su campaña provoca una discusión sobre la gran posibilidad de cambiar el rumbo del desarrollo económico para que deje de ser un camino basado en las industrias extractivas a un cambio basado en la innovación y el capital humano. Si se logra eso y aun pierden las elecciones sus esfuerzos no habrán sido en vano.

Matthew Carpenter-Arévalo era analista político en Ecuador. Ahora trabaja en el Foro Económico Mundial en Suiza. Las ideas expresadas aquí representan sus opiniones y no reflejan de ninguna manera las opiniones de la organización a la cual pertenece. Pide disculpas por los errores ortográficos, productos de su gringiedad innegable. 

Advertisements

About Matthew Carpenter-Arevalo

A former Google and Twitter manager, Matthew Carpenter-Arévalo is the founder and CEO of Céntrico Digital, Ecuador´s foremost boutique digital marketing agency.

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: